domingo, 11 de octubre de 2015

La fuerza del highlander - Monica McCarty - Trilogía Campbell I


¡¿Qué sería de la Novela Sentimental sin el maravilloso subgénero de las Highlands?! Es mi deber desvelar mis inclinaciones lectoras, y este subgénero es al que recurro siempre que puedo. Y es, a su vez, Monica McCarty mi autora fetiche, la autora a la que recurro siempre que puedo y siempre que no estoy segura de qué me apetece leer.

La estética estructural de Monica McCarty es muy personal y singular. Ella estructura sus novelas desde dos puntos de vista, ambas perspectivas son la de los enamorados protagonistas. El motivo argumentativo se narra desde una de estas dos perspectivas para, consecutivamente, ser narrado desde la otra perspectiva. Generalmente delimita bastante bien las perspectivas, menos en los encuentros eróticos donde comienza siguiendo esta dinámica para fusionar, después, las dos perspectivas. Supongo que narrar un encuentro erótico desde un solo punto de vista puede empobrecer la narración.

La considero también diferente a las demás porque ser una apasionada de la historia escocesa la ha llevado a construir sus relatos en trozos de historia de esta región. De modo que al terminar la novela nos explica los acontecimientos históricos en los que se ha inspirado, por lo que es de agradecer el esfuerzo y las molestias tomadas.

     En cuanto a la sintaxis y al léxico primeramente tengo que decir que yo trabajo con una traducción, hecho que me impide conocer a fondo el estilo de la autora; en segundo lugar, se advierte una preocupación por la adecuación gramatical y la búsqueda de un léxico variado. Aunque las frases no se caracterizan por una subordinación compleja y hay veces en las que son demasiado cortas. Del mismo modo, es una autora que se preocupa mucho por las descripciones, esto nos facilita el imaginario.

La fuerza del higlander cuyo título original es ''Highland warrior'' se publica por primera vez en 2009 y constituye el primer libro de la Trilogía Campbell (The Campbell Trilogy).Yo trabajo con la traducción de Sonia Tapia Sánchez y la editorial RBA.
Su protagonista femenina se llama Caitrina Lamont, una joven acostumbrada a vivir bajo la sobreprotección de su padre y de sus tres hermanos (Malcolm, Niall y Brian), ya que es la única mujer de la familia pues su madre falleció. Madre fallecida es un motivo muy utilizado en la novela sentimental que suele cansarme hasta la saciedad.

Jamie Campbell es nuestro apuesto protagonista. El ''esbirro'' como lo suelen llamar los clanes enemigos, tiene  como objetivo hacer que se cumpla la ley en las Highlands pues el pillaje y la violencia tan propia en ellas hacen de esta tierra maravillosa un lugar donde difícilmente se pueda convivir en paz. Jamie está bajo las órdenes del conde de Argyll. El nombre del conde de Argyll ya nos es familiar a las lectoras asiduas a este subgénero de la novela sentimental porque encaja muy bien a la hora de crear conflicto entre clanes. Sin embargo, la autora muestra el lado más benevolente de Argyll si lo comparamos con otras novelas del subgénero. 

Monica McCarty crea un entorno idílico propio del género y consigue sorprendernos. La fuerza del higlander destaca sobre otros libros del subgénero debido a que rompe con nuestros esquemas preconcebidos, es decir, estamos acostumbradas a que las novelas sentimentales posean una estructura narrativa específica que las englobe bajo el mismo tipo/género, sin embargo, La fuerza del highlander aunque no se sale por completo de dicha estructura narrativa nos consigue ''descolocar''. Si somos lectoras asiduas al género sabemos de antemano que en la narración se van a dar una serie de acontecimientos repetitivos y característicos género, una suerte de motivos. Por ejemplo, el más frecuente en este tipo de novela es que los dos enamorados están destinados a estar juntos. Si recurrimos al concepto de destino, es este quien los unirá. Mucho me temo que este concepto de destino varía mucho con el concepto de destino de la tragedia griega.

Si recurrimos al enfoque bajtiniano, estos motivos los llamaría él ''cronotopos'' que son los indicadores espacio-temporales que sirven para representar la imagen del ser humano en la literatura. (Bajtín, Teoría y estética de la novela, 1989, Taurus). Obviamente el cronotopo por excelencia de la novela sentimental es el que él llama ''cronotopo del encuento''. 

Específicamente, más abajo de la entrada argumento mi análisis con ejemplos extraídos de la novela, no es mi intención spoilear (todavía) para que las lectoras que no han leído el libro puedan recopilar información previa que las empuje a leerlo.

Dejando a un lado los aspectos formales del análisis, en cuento a la caracterización de los personajes McCarty consigue que no decaiga la intriga porque ha construido a sus personajes con un carácter y un sentido del deber tan fuerte que no es hasta el último momento cuando se resuelve todo. Tanto es así que para mi propio deleite se me hace muy breve el final feliz. 

Si no has leído la novela es totalmente recomendable, es más si nunca has leído nada de este subgénero estaría bien que comenzases por aquí.



ATENCIÓN: SPOILERS – Si no has leído el libro no te recomiendo que continúes la lectura de la entrada porque voy a desvelar datos sobre el final del libro.

Como he escrito al principio de la entrada Caitrina se nos presenta como una niña mimada que, si entro en valoraciones personales y voy a entrar pues considero que una crítica tiene que tener una parte subjetiva, no nos resulta un personaje desagradable o antipático, es más cuando Jamie la acusa de vivir ajena al mundo real, no parece que sea tan grave que su familia la mantenga tan apartada de la realidad. Es este el factor de intriga de la novela porque para nuestro asombro (o satisfacción) como los Lamont esconden a los MacGregor (el clan que es perseguido por la Campbell y por Jamie en concreto), el hermano de Jamie, Colin el jefe de los Campbell de Auchinbreck, ordena el saqueo y la muerte del jefe Lamont (padre de Caitrina) y de todos ellos, haciendo que Caitrina se choque contra la realidad y así poder seguir manteniendo la fábula ascendentemente.

La muerte de los hermanos y del padre de Caitrina, es uno de los acontecimientos que nos permiten reconocer en La fuerza del higlander la genialidad de su autora. Primero como lectoras asiduas creemos prácticamente imposible que suceda una catástrofe de tal envergadura ya que sería muy difícil hacer que la protagonista reconociera el amor por el hombre debido a tan alta traición. Segundo, cuando nos hemos concienciado de que, efectivamente los varones Lamont han muerto, descubrimos que el pequeño Brian y Niall han conseguido salvarse y esconderse, lo que vuelve a romper nuestras expectativas porque es muy difícil que Caitrina se decante o bien por sus hermanos, o bien por su ya marido.

En este mismo sentido, que Caitrina no confíe en Jamie hasta el desenlace constituye  otra ruptura de estructura. Generalmente, en la novela sentimental los amantes hacia los tres cuartos de la novela consiguen salvar sus diferencias personales, es decir, lo que impide amar al otro para amarse y entra, en el cuarta subdivisión como elemento conflictivo el entorno que impide llevar a cabo su amor plenamente. En La fuerza del higlander no ocurre así, cuando piensas que se van a solucionar los problemas de desconfianza, otra vez discrepancias entre los enamorados.

En general pocos son los reproches a la autora, sin embargo, lo que comentaba en la primera parte sobre el final. Al alargar tanto los motivos de desacuerdo entre Jamie y  Caitrina me sabe a poco el final. Además, es una novela típica del género, quizás otras de la misma autora estén en más sintonía con mi gusto por el melodrama. Sin embargo, la creo totalmente recomendable tal y como avancé en la primera mitad.

Espero que os haya gustado la crítica de la semana y no os olvidéis de comentar, de sugerir y de compartir.

Besos, de esos que nos gustan, 
Image and video hosting by TinyPic