domingo, 11 de septiembre de 2016

Lágrimas Negras - Nieves Hidalgo (Los Gresham III)

‘’ ¿Cómo decirle que se había sentido como si fuesen a arrancarle el alma, que la vida se le quedaría vacía sin él? ’’ (Página 237).
Últimamente, me estrello contra los libros. Es decir, encontré este por casualidad en la sección de libros de una gran superficie. (No digo nombres hasta que no me patrocinen, nótese mi guasa). Allí estaba él en un gran cajón con muchos alrededor y mis únicos criterios de selección fueron la nacionalidad de la autora y el año de la primera edición, 2014. Básicamente quería un libro nacional además de reciente. Tampoco supe que Lágrimas negras es el tercer volumen de la trilogía Los Gresham, al no especificarlo en la portado pensé que sería el primero. Aunque no es relevante en la trama que no hayas leído los anteriores, evidentemente te pierdes guiños pero cuando las autoras de novela sentimental escriben una saga suelen procurar que sus libros puedan leerse independientemente los unos de los otros. Es una característica definitoria del género, la cual, en ocasiones, alabo o detesto. La edición manejada pertenece a mi ''querida'' Esencia.
Lágrimas negras es una simbiosis entre novela sentimental y novela negra donde sus protagonistas (Thara Bannion y James Gresham) llegan a conocerse a través de la investigación de unos asesinatos en serie. Si queréis más información pinchad aquí.
El narrador es omnisciente en tercera persona casi focalizado. Casi porque es muy difícil mantener el punto de vista de un personaje desde la tercera persona sin que se crucen las impresiones del otro. La intención de Hidalgo es esa, lo podemos apreciar en sus dobles saltos de página los cuales, indican cambios de perspectivas, sin embargo, en repetidas ocasiones no lo consigue.
En cuanto a los personajes son profundamente arquetípicos y dados a los clichés. Además de planos y aburridos. Si sois asiduas a evasiones, sabréis que no censuro personajes arquetípicos, suelo aplaudirlos puesto que la comercialidad del género y su recurrencia por parte de las lectoras, requieren de ellos. Por lo tanto, simplemente, es un dato más que decir. Su tara: son aburridos. A ver, es aplaudible poner trabas entre ellos para crear tensión narrativa hasta cierto punto. En este caso, la reticencia de Thara hacia James llega a cansar. Generalmente la estructura tensional es:
Los personajes se conocen poniéndose impedimentos entre ellos - solución de los obstáculos y declaración de sentimientos - tercero en discordia  - desenlace feliz. (Simplificado).
Quedarse en el primer estadio hasta la página 296 contando un total de 316, es cansino.
Por otro lado y en conexión con la problemática tensional, admito mi total desinterés por la novela negra, hecho que no excluye que haya estudiado y trabajado sobre ella. Un buen novelista de novela policíaca debe dejar las pistas ante los ojos del lector durante toda la trama y desvelar al final el nombre del asesino. En ese momento el lector encaja las pistas pudiendo hilar la trama criminal oculta hasta el desenlace. Hidalgo por su parte, deja leves pistas y evita narrar desde el asesino (solo dos veces), evita pasajes comprometedores centrados en la búsqueda de pruebas, evita describir pruebas demasiado comprometedoras... Lo ideal al terminar una novela sería decirnos: ¡he sido tonta puesto que la autora me ha dejado las pistas claramente y no he sido capaz de adivinar quién es el asesino!; no lo siguiente: ¡en mi vida lo hubiera adivinado porque las pistas nada se acercaban al asesino! Hidalgo se limita a contar con los hechos conocidos por Thara obviando a las lectoras, quienes carecemos de determinada información. Más la falta de juego sentimental.
Thara es fría como un témpano y los intentos de seducción de James no son novedosos. El tira y afloja de los amantes gusta mientras no se sobrepase la línea de lo cargante. A nosotras nos gusta un caramelo y un enredo. También hay ausencia de parte erótica hecho no criticable puesto que es una novela sentimental, es decir, el móvil actancial es el amor y no el sexo. Me cito: ''A nosotras nos gusta un caramelo [...] ‘‘.
Por último, refiriéndome al estilo ¡me fastidia mucho cuando la autora es floja en la trama y con los personajes y, a su vez, es muy buena con la pluma! ¿Por qué no encuentro la combinación perfecta? La pluma de Hidalgo se esfuerza por el lenguaje, por el estilo. En ella se aúnan la delicadeza junto con la concisión, sin tender a lo barroco que puede llegar a ser utilizar palabras ajenas al registro empleado. Mantiene un perfecto equilibrio, sin duda alabable. Es muy dada al uso de las metáforas donde manifiesta su peripecia pero, quizás, a mi me gustan más las descripciones detalladas con su metáfora final como guinda del pastel. Esto último es cuestión de gusto. Como última característica estilística, elogiar, también, la construcción de frases más o menos complejas que denotan maestría. Sin duda el punto fuerte de Hidalgo es su estilo del que muchas deberían tomar nota.

ATENCIÓN: SPOILERSSi no has leído el libro no te recomiendo que continúes la lectura del post porque voy de desvelar datos sobre el final del libro.


Ejemplos de lenguaje riguroso y de calidad:
''Se dejó llevar. Atrapada entre la pared y su cuerpo, Thara no consiguió esquivar sus labios, que imprimieron en el beso toda la carga erótica'' (página 88).
[...] ‘‘Gritó porque se le ponía la piel de gallina cuando lo hacía con aquella voz cadenciosa, de íntimos matices, que más que hablar sugería'' (página 136).
''Cuando él la soltó, Thara se apartó inmediatamente, roja como la grana sin poder disimular la zozobra que le habái provocado su atrevimiento'' (página 73).
Lo concerniente a las pistas escasas:
Tanto Thara como James suelen ir varias veces al lugar del crimen donde son muy vagas las pruebas. Menos la de un botón del asesino del cual Thara conoce la procedencia para evitar que lo adivinemos antes de tiempo.

Hasta aquí la reseña semanal. Recordaros que Evasiones cumple su primer año en breve. La semana próxima sabréis más.
Si te gustó comparte, comenta o salúdame. Y si no, también.

Os beso con mucho amor,
Image and video hosting by TinyPic Follow my blog with Bloglovin