martes, 4 de octubre de 2016

¡Feliz cumpleaños!


Un año es mucho tiempo y muy poco tiempo a la vez. En la vida de un blog es poco tiempo debido a la saturación de información que implica el mundo digital, es decir, hacerte visible como bloguera, tener más o menos unas seguidoras interactivas, conseguir una repercusión (ni grande ni pequeña, simplemente saber que tu esfuerzo diario merece la pena) es prácticamente imposible en un año. Quizás con formación, para nada gratis, se llega más lejos. Evidentemente no estoy criticando el coste de la formación ya que soy defensora de que los conocimientos tengan un precio para que el formador pueda subsistir.
Es mucho tiempo si me centro en mi evolución personal con respecto al blog, en los virajes, en... ¿cómo decirlo? Sí, por qué no, en la pérdida de la motivación. Abrí evasiones.com con el único propósito de ofrecer una crítica rigurosa cercana a la crítica académica sobre la novela sentimental. Género completamente comercial, sometido a las órdenes del capital cuyo único propósito es el beneficio.

Mi sensación es la de sentirme en territorio de nadie. De nadie porque a las editoriales (entendiendo editoriales como mecanismo comercial) no les interesa la calidad, porque la mayoría de las lectoras no tienen un bagaje cultural amplio y detestan leer críticas extensas (no creo que sean difíciles de comprender) y porque las autoras, ya sea por falta de tiempo, ya sea por desconocimiento literario, piensan que escriben bien y son un desastre. Centrándome a nivel de España, a penas una, quizás dos de las autoras trabajadas merecen la pena. Y ya si hablamos de feminismo relacionado con la repetición de patrones patriarcales...
La esencia de la novela sentimental es el idealismo, un idealismo que no tiene que ser intrínseco a la mala calidad. Tampoco las claras acotaciones del género deben ser motivo de devaluación del mismo y parece que no se ve. La novela sentimental está en un plano de marginación preocupante por dos razones: por ser comercial y por ser de mujeres.
No es mi deseo ofrecer una visión decadente de la novela sentimental. En general estoy contenta con el resultado obtenido en un año. La crítica y la novela sentimental son mis pasiones, llevar evasiones.com es vocacional si no, no podría llevarlo, nada más la reseña me ocupa entre 3 - 4 horas sin contar las horas de lectura y anotaciones.
Me alegra ver la buena disposición de las autoras frente a las críticas, sobre todo, si son nóveles, mientras las consolidadas dan retuit si has engrandecido su novela, si consideras su escritura deplorable estás perdida. Perdida si deseas ser conocida como blogger. En este mundo es más fácil ascender alabando..., siendo suave.
Sí, ya sé, hay blog dedicados a las ''malas'' obras con mucha repercusión, mas no deseo caer en ninguno de los extremos, quiero hacer una crítica rigurosa donde lo comentado tenga fundamento, donde lo comentado no caiga en el morbo.
En este género hay muchas ganas, las escritoras se dejan el corazón en sus novelas, de mejor o peor calidad, todas se dejan la piel, de ahí el dolor de la crítica. Como dice Marta Sanz, autora de Farándula, las críticas duelen porque al escribir te dejas la piel, te desnudas (cita adaptada). Sin embargo, este hecho me enternece a la vez y veo luz a lo lejos de túnel (qué metáfora más manida). Solamente están perdidas, alejadas del mundo académico que, por su parte, las aborrece. Alejadas de la crítica feminista que las victimiza.
Así que yo, hace un año, me propuse ser el nexo de unos y de otros, me propuse ir más allá de ''es muy bonito el libro'' o ''los personajes son taaaaan lindos''. Yo, hace un año, me propuse la articulación de dos esferas antagónicas. Yo, hace un año, me propuse llegar a un entendimiento, demostrar que realmente había calidad.
¿He fracasado?, definitivamente no. Es el primer año de evasiones.com , es el primero de muchos.

            Gracias por el apoyo.
            Os besa y os apretuja
Image and video hosting by TinyPic